miércoles, 18 de abril de 2012

"O LUGAR DO COUTO" TABOEXA. 2ª PARTE.

Proseguimos con "O Lugar do Couto", en esta segunda parte, empezando por las revueltas irmandiñas.
La "Nobleza" en Galicia: los "Osorio" en Monforte de Lemos, los "Moscoso" en Vimianzo, los "Sarmiento", los ""Ulloa", los "Sotomaior", etc. cometían numerosos abusos. Daban cobijo en sus castillos a bandoleros, para defensa de los mismos.
En la década de 1460 hubo años de malas cosechas. Pestes asolaban a toda Galicia. Pero los Señores Feudales exigían sin piedad sus rentas y de los castillos salían  los ladrones al robo y saqueo.
Por ello surgieron las "Revueltas Irmandiñas en 1467 y 1468. Los "hidalgos" fueron los jefes del movimiento. Y, como una piña, campesinos, gentes de ciudades, toda la baja nobleza e incluso miembros del clero se levantaron al unísono. Según Carlos Barros, el movimiento irmandiño fue posible gracias a la "mentalidad justiciera y antiseñorial de la sociedad gallega bajomedieval, que rechazaba las injusticias cometidas por los "Señores", considerados popularmente como "malhechores".
Castillo del  Conde de Lemos
Con más de 80.000 efectivos los "Irmandiños" destruyeron alrededor de 130 castillos y fortalezas durante los dos años que duró la guerra. Nobles, como Prado de Cela, decapitado en Mondoñedo, Pedro Madruga de Soutomaior, exiliado a Portugal y el Conde de Lemos, confinado en la Galicia Oriental sepultarían para siempre una Galicia feudal, al mismo tiempo que afloraba la "Edad Moderna", representada por las coronas de Castilla y Aragón unificadas.
Al quedar Galicia sin gobierno, eran las "Xuntas" y los "Concellos" los que trataron de poner orden. Se dice, que, de aquella, cada parroquia tenía su "Concello".
¿Concello de Taboexa?
 Por eso afirman los del "Lugar do Couto", que aquí en donde indica la foto, estaba el edificio del Concello. Cada parroquia tenía el suyo, hasta que llegó una orden de Castilla, exigiendo fusión o agrupación  de todos los concellos de una comarca en una sola parroquia. De ahí la palabra "Ayuntamiento". En esta zona se escogió Setados como sede del dicho "Ayuntamiento" o "Concello".al que se unieron las parroquias de: Vide, Cerdeira, San Cipriano de Ribarteme, San José de Ribarteme, Santiago de Ribarteme, Liñares, Tortoreos, Rubiós, Taboexa, San Pedro de Batalláns y Santa Eulalia de Batalláns. En total 12 parroquias.
As Neves, era de aquella un pequeño barrio de Setados Pero a finales del siglo XIX, teniendo los Sarmiento fincas y Mansión en dicho barrio, en donde había una capilla dedicada a Nuestra Señora de Las Nieves, siendo el párroco de Setados también de la familia, D. Juan Sarmiento, basándose en la poco fiable aparición de la Virgen  a un niño, erigieron la iglesia actual en el sitio de la capilla, Con ello pretendían fuese un lugar de peregrinación.
En el arreglo parroquial del obispo D. Valeriano Menéndez Conde en el año 1904, As Neves se transformó en parroquia, separándose de Setados y se erigió también en "Ayuntamiento".con las trece parroquias, que tiene en la actualidad.
Desde entonces, Taboexa pertenece al Concello de As Neves, con sus "concelleiros" propios, que la representan y velan por sus derechos.
Retrocedamos en la historia. Quedamos que en cierta manera Galicia quedó liberada de la presión de los Señores feudales, y que D. Pedro Álvarez de Soutomaior, "D. Pedro Madruga" se refugió en Portugal y más tarde fue asesinado, aunque su muerte está envuelta en  misterio y leyenda, como lo estuvo toda su vida.
D. Pedro Madruga
Algunos historiadores, sin embargo, afirman que se afeitó la barba, se puso una peluca y se tranformó en Cristóbal Colón.
Cristóbal Colón
Colón tenía un secreto, que debía mantenerlo bien oculto, quizá bien sabido por los reyes Católicos y los reyes portugueses. Su hijo Diego finge no saberlo cuando dice:"Quiso que su patria y orígen fueran menos seguras y conocidas".
Coinciden ambos en la fecha de nacimiento.
Nunca firmó como Colón. Su firma jeroglífica evidencia que ocultaba su identidad.
Según los historiadores, que le acompañaron en sus cuatro viajes, que hizo a las Américas, era  hombre de pocas palabras, pero un buen día les dijo. "Yo no soy el primer almirante en mi familia...". Y, efectivamente, en la familia de D. Pedro, según afirman investigadores, hubo más almirantes y un antepasado suyo tuvo un astillero en Pontevedra.
Fuera Colón D. Pedro, o D. Pedro, Colón, el caso es que el 3 de Agosto de 1492 partió del puerto de Palos en Huelva y llegó a Guanahari, hoy las islas Bahamas, el 12 de Octubre del mismo año.
Como podeis suponer el descubrimiento tuvo una gran repercusión en toda Europa.

En Taboexa , como es lógico, también. Sobretodo a principios del siglo XVII con el cultivo del maíz, y a mediados del mismo con el de la patata..

Cuentan los cronistas de Colón que el maíz fue descubierto el 6 de Noviembre de 1492 cuando exploraron la isla de Cuba. "Ma-hiz". vocablo taino, significa "el que sostiene la vida". Pero en realidad el maíz procede de México, a 2500 m. sobre el nivel del mar. En este lugar, el antropólogo norteamricano Richard Stocktob encontró restos arqueológicos de plantas de maíz, que se estima datan de 7000 años a C. Ahí estuvo el centro de la civilización Azteca. En tiempos precolombinos estaba extendido su cultivo por toda América. Pero, ya existía, con anterioridad, en las culturas Inca y  Maya.
En Galicia se empezó a cultivar en las primeras décadas del siglo XVII.
En Taboexa tuvo un gran éxito el cultivo de maíz. Lo demuestra la construcción de cerca de 30 molinos, que existen , exceptuando algunos, casi todos en ruinas.
Muíño da Coca nos Píos.

Muíño da Coca
Muíño da presa da auga.
La patata es oriunda de América del Sur. Se extendió su cultivo en Europa  a mediados del siglo XVII.  Hubo reyes que ordenaron su cultivo.
Al principio creyeron era una planta ornamental. De hecho, Carlos I envió al papa Julio II algunos ejemplares, como curiosidad botánica, , que florecieron en los jardines de Roma durante años antes de ser consideradas comestibles.
El fruto de la planta es una baya, semejante a un tomate, verde o amarillo. Muchos comieron de él, y tuvieron problemas intestinales. Por eso al principio tuvo mala fama.
Pero cuando la gente se percató de que el tubérculo era comestible, y se podía cocinar de muchas maneras, tuvo un gran éxito su cultivo.
Alvaro Cunqueiro afirma que se extendió en la agricultura gallega hacia el año 1750.
En el agro de Taboexa, tanto el maíz como la patata  tuvieron una gran acogida. Fue todo un boom.
Muíño da Freiría
A este molino venían a moler los "Templarios" y "Calatravos". Aún hoy los vecinos del lugar le llaman el molino de la Freiría.. Está situado en el Barrio "dos Píos" en la parte Oeste de la carretera, en donde se inicia el río Mendo.
 Permitidme os narre cómo era la parroquia a principios del siglo pasado y os cuente las vivencias que tuve de niño y joven..
No había más carretera que la que iba desde la general Vigo-Ourense a Leirado y Salvaterra, cruzando el barrio de la Carrasqueira. Desde allí hacia la Iglesia sólo existía un camino antiquísimo, del tiempo de los romanos. No existían coches, ni motos, quizá alguna bicicleta. Ni electricidad. De noche nos alumbrábamos con candil de gas o velas. Nadie tenía pensiones. Se carecía de Sanatorios. Eso sí, había médicos y boticarios, la mayor parte de ellos muy buenos para aquellos tiempos..
Por esta época, en que estoy escribiendo este trabajo, Abril y Mayo, se veían por todas las fincas arados tirados por bueyes arando,  y todos los brazos de la parroquia moviendo hazadas para cavar la tierra. Ni un  solo metro quedaba sin sembrar. En donde no entraba el arado, cabía la hazada.
Algunas fincas estaban ya sembradas de centeno o lino, en otras huerta y patatas, y el resto a maíz. El centeno lo segaban a finales de Mayo y volvían a arar la finca para sembrar de nuevo maíz, se llamaba "a resteva" Todo se aprovechaba.
Era muy bonito ver en el mes de Junio todas las fincas de la parroquia llenas de plantas de maíz. Entonces había que "mondarlo, sacharlo, rendarlo"...y regarlo en verano Se recogía en Septiembre. Veía cómo aquella gente trabajaba sin descanso. Algunos llegaban a enfermar por el demasiado esfuerzo.
Yo no conocí a mi padre. En 1936 fue alistado para la guerra civil... y no volvió más. Viuda mi madre, tuvo que trabajar sin cesar para alimentar a su familia. Nunca cobró un céntimo del Estado.
..En la recolección, después de bien secas las espigas eran guardadas en estos hórreos. En gallego tiene muchos nombres. En Taboexa les llamamos "canastros".Cada casa tenía el suyo. En algunas había dos o tres.
Cuando yo tenía tres años, al oír sonar la trompeta del panadero iba rápido con un patacón- le llamábamos un "can" porque tenía un perro grabado-, y compraba una barra. Pero al estallar la guerra civil, dejó de oírse .la trompeta.

De aquella los molinos de Taboexa trabajaban sin cesar. La mayor parte de ellos tenían varios propietarios. Se molía por horas. Algunas veces no daban a basto y teníamos que ir a moler a Vilacoba, por donde pasa el río Uma y los molinos trabajaban las 24 horas.

Recuerdo ir ahí  con mi vecino y gran amigo Gonzalo, cargados con pequeños sacos de maíz. Tendríamos unos 12 años..Fuimos al molino "do Febre". Había más niños. Lo que más nos gustaba era coger truchas. Ese río siempre tuvo fama de truchero.En aquel día las veíamos saltar por los bordes del regato. Unos, mayores que nosotros, les dió por vaciar hacia el río el conducto que suministraba agua al molino "do Leites", que estaba más abajo. Las truchas saltaban por el monte. Gonzalo y yo cogimos bastantes, y no más porque el tal "Leites" subía frenético y despotricando y tuvimos que escapar y escondernos. Las truchas las metíamos por las agallas "guelras" en un delgado palo que terminaba en gajo "galla".Cogimos los sacos de harina y el palo con las truchas y a pié llegamos a nuestras casas como si fuéramos unos aventureros.
Aquella tarde mi madre hizo pan. Después de cribar, "peneirar",  la harina  de maíz y centeno le echaba agua caliente con la sal correspondiente y amasaba fuerte. Le añadía el "fermento", que guardaba en un recipiente de la semana anterior, y volvía a amasar, agrupando la masa. Lo del horno, era lo mío, encender dentro el fuego y echarle leña y más leña hasta ponerlo al rojo vivo. Después de barrido y limpio mi madre metía las bronas y las bollas, se tapaba y a las pocas horas teníamos pan fresco.
Recuerdo que aquella noche cenamos, bolla de pan, casi caliente, con truchas "asadas al espeto" en las brasas de la" lareira"

Eran tiempos difíciles aquellos. Recuerdo ver al lado del "canastro" de la foto, que estais contemplando, a un hombre muy bien vestido, con su traje y corbata y unas rayas muy bien destacadas en sus pantalones. No era de la parroquia, era vecino de Vigo. Le estaba pidiendo a mi madre, casi llorando, le vendiera, por favor, un poco de maíz, para hacer pan a sus hijos. Hasta creo que mi madre no se lo quiso cobrar.
Para subsistir, en nuestra casa teníamos una vaca, ovejas y cabras. Y aves, entre gallinas, gallos y pollos pasaban mucho del centenar. Al abrirles el corral por la mañana mi madre les echaba un par de puñados de maíz y después trataban de buscar más alimento en las fincas, el regato de Adreira y los montes vecinos en busca de piñones. Las fincas al lado de casa "eido" no tenían hierba, las gallinas no la dejaban crecer. Eso sí, respetaban la planta de maíz, parece no les gustaba..
Mi madre llevaba a los mercados de As Neves y Ponteareas, pollos y una canasta llena de huevos y con el dinero que le daban por la venta traía pescado fresco para toda la semana. Al llegar a casa, salaba alguno y el resto lo freía. Era la manera de conservarlo. No había neveras. Recuerdo aquel día que fuimos con ella a Ponteareas a la feria, mi madre con la cesta de doble canasta llena de huevos; mi hermana y yo con pollos a cuestas y a pie con un recorrido de 8 Kilómetros. Al llegar casi a la villa, en el puente sobre el río Uma estaba un guardia municipal recaudando el pontazgo "pontaxe" antiguo derecho de tipo feudal cobrando la entrada por los puentes, y también la "alcabala", impuesto que gravaba las ventas de cualquier mercadería. Ante el ruído he visto gente corriendo por los montes de al lado, evitando pasar por el puente,  y también observé que a mi madre le estaban resbalando lágrimas por sus mejillas. Fue la primera vez que he contemplado el callado aguante y sufrimiento de los de abajo ante el intolerable abuso de los de arriba.
Lo que hacía mi madre para darnos de comer, lo hacían todas las familias de Taboexa, y creo de toda Galicia.
Si todos los que vivieron en aquella época, nuestros antepasados, salieran hoy de sus tumbas y observaran la autovía con su nudo de enlace para la parroquia, nuestra amplia carretera, magníficas casas y chalets construidos a su lado con sus electrodomésticos, televisiones y ordenadores conectados a Internet, uno o dos coches y motos á sus puertas, luz eléctrica alumbrando de noche, mayores y algunos jóvenes cobrando sus buenas pensiones, y se percataran del estado de nuestros campos llenos de maleza, sin cultivar desde hace años, todavía oliendo a su  propio sudor, y escucharan atentamente el lamento de todos por la gran crisis que estamos atravesando...seguro, que tornarían a sus tumbas, riendo a carcajadas.
Perdonadme los del lugar del "Couto" me extendiera un poco escribiendo sobre estos recuerdos. Los llevo en el alma. Desde los dos o tres años tengo sentimientos de aquella época. Si os gusta, y álguien me lo pide, puedo contaros cosas muy interesantes.
&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&
Los Señores feudales llevaban muchos siglos cobrando sus rentas a los campesinos de nuestra parroquia. Y, aunque en el siglo XVIII no les estaba permitido, ellos, a su manera, seguían cobrando. Es posible que los reyes de Castilla hicieran la vista gorda.
Quinta do Señorío de Ribadavia

Debieron de tomar decisiones en común, porque en toda Galicia sucedió lo mismo. Aquí en Taboexa edificaron dos pequeños pazos o quintas, en los que dejaron caseros de su confianza, gente formada y de gran influencia en la parroquia, para imponer miedo y exigir la renta correspondiente a los campesinos.
Quinta do Señorío de Ribadavia

Afirman vecinos del lugar del Couto que esta casa en ruinas con grandes campos a su alrededor, sita en Soutelo, como medio escondida, fue una quinta  del Señorío de Ribadavia Hay mayores que afirman haber estado en ella en ciertas ocasiones cuando eran niños, y recuerdan que un señor de la misma pasaba todos los años a cobrar a sus padres la renta del Señor, tantos ferrados de centeno, maíz, "miúdos" y parte de gallina. Esta casa cobraba las rentas de la parte Norte de la parroquia..
Hay otra casa en Leiradiño, hoy magníficamente reformada y dedicada a Casa Rural, "CASA UMA", administrada por su propietario ANGEL.
Casa  Rural- - CASA UMA

Antaño fue también un pequeño pazo de Los Sarmiento. Los caseros de la misma cobraban las rentas en la parte  Sur.
En esta "quinta" vivía en el año 1911 José Troncoso, casero del Señor Feudal, quien amedrentó a Domingo Eiró con hacerse dueño de los campos del barrio de "A Trigal" si no pagaba los 25 años de Foro que adeudaba., consistente en un ferrado y siete maquileros de centeno, menudo y parte de gallina..
1 "maquieiro" equivalía a la cantidad de grano que se necesitaba para sembrar 18 metros cuadrados..
1 "ferrado"contenía 24 "maquieiros". Los "miudos" sería parte de paja o cierta clase de maíz. Parte de gallina equivalía a un tanto por las gallinas que tenía en el corral.
Lo que en realidad quería "El Señor" eran las 82,77 pesetas que sumaba el foro adeudado, que no tenía derecho a cobrarlo, por eso nadie firma el recibo.

Nada menos que 82,71 pesetas, 331 reales vellón, para aquella suponía mucho dinero.


Mi padre, José Míguez Troncoso, pagó esta renta foral el 21 de Abril de 1931.
El condado de Torre Cedeira es un título nobiliario español, creado el 3 de Enero de 1891 por el rey Alfonso XIII a favor de Manuel Bárcena y Franco, Senador del Reino.
Su denominación hace referencia al Pazo de Torre Cedeira, situado en la parroquia de San Andrés de Cedeira, en el municipio de Redondela, Pontevedra.
Se casó con Dolores de Andrés y López.
Su último sucesor, Felipe Bárcena y Varela de Limia, nació en 1946 y es el actual y 5º Conde de Torre Cedeira.
Sin embargo, el recibo lo firma por órden Ermitas Sarmiento, de Ponteareas. Quizá hubiera algún parentesco.
Como veis, seguían pegados como lapas a los pobres agricultores
Y si os fijais en la lista, incluian:  gallinas cebadas, gallinas de campo, pollos, lampreas, cabritos, carneros, quesos...Buscaban lo mejor. No se privaban de nada.

Antiga Capelanía de San Vicente e Campo do Poexo.
..
Mi abuela materna Encarnación Estévez Estévez se casó con Manuel Álvarez Eiró, tenía varios hermanos entre ellos José Estévez Estévez  Por otra parte la vecina Serafina Marínez, de apodo "Gorella" se casara con Manuel Rodríguez Rodríguez, del que tuvo dos hijas. Manuel emigró con la hija mayor al Brasil.
Los tres, mi abuelo Manuel Álvarez Eiró, su cuñado José Estévez Estévez y el tal vecino Manuel Rodríguez Rodríguez cultivaron en 1907, mediante arriendo, el Campo "do Poexo", perteneciente a la antigua capellanía de San Vicente, cuyos dueños eran D. Pedro Díaz y otro. Según el recibo pagaron 70 reales. Quien firma es Gerardo Pino.
Sigo creyendo que los Sarmiento pudieran haber tenido aquí un Pazo, quizá demolido por los Irmandiños. De ahí el barrio existente "A Viña do Pazo". Después pasó a segundas manos y al final se quedó en la parroquia.
Aún después de la guerra civil, los descendientes de los Señores Feudales siguieron editando recibos raros, que unían a los de la Contribución Territorial y Urbana, hasta que el pueblo los rechazó, y se terminó el abuso.
=======================================================================.                        
A  MODO  DE  EPÍLOGO.

Gonzalo, un niño de cinco años, promesa para Taboexa.
Estaba hablando en esta tienda con sus padres y se aproxima su hijo. Como estuviera un poco enfermo, le acaricié en la cabeza y le pregunté ¿Qué tal estás, Gonzalo?. Y me contestó en seguida: "As Pedras de Taboexa falan". Me eché a reir, por supuesto. Al preguntarle por qué decía eso, afirma: "Lo veo en el ordenador".
¡Bravo, Gonzalo! Tú vas a ser, de mayor, el que prosiga escribiendo sobre las maravillas de Taboexa.




No hay comentarios:

Publicar un comentario